Archivo de la categoría: Conceptos básicos

La falsedad del ego

La experiencia de la falsedad del ego según Eckhart Tolle

        Para complementar la anterior entrada incluyo aquí un extracto de su libro “El poder del Ahora” donde narra la vivencia personal que tuvo cuando vió a su ego con claridad.

        “Hasta los 30 años viví en un estado de ansiedad casi constante, salpicado ocasionalmente por periodos de depresión suicida. Una noche me desperté muy temprano con una sensación de pavor absoluto. El silencio de la noche, los vagos contornos de los muebles en la habitación oscura, el ruido distante de un tren: todo me parecía tan ajeno, tan hostil y tan totalmente carente de significado que suscitaba en mí un profundo rechazo del mundo. Lo más aborrecible de todo era mi propia existencia. ¿Para qué seguir viviendo con esta carga de desdicha? ¿Para qué continuar con esta lucha interminable? Podía sentir un profundo anhelo de aniquilación, de no existir, que superaba enormemente mi deseo instintivo de seguir viviendo.

La falsedad del ego

        “No puedo seguir viviendo conmigo”. Éste era el pensamiento que se repetía en mi mente una y otra vez. Entonces, de repente, me di cuenta de que era un pensamiento muy peculiar. “¿Soy uno o dos? Si no puedo vivir conmigo, debe haber dos yoes: el “yo” y el “conmigo” con el que el “yo” ya no puede vivir” “Quizás sólo uno de los dos es real”. Este curiosa reflexión me dejó tan perplejo que mi mente se paró. (…)

       Comprendí que la intensa presión del sufrimiento de aquella noche debía de haber obligado a mi conciencia a retirarse de su identificación con mi yo desgraciado y tremendamente temeroso, que en último término es una ficción mental. Dicha retirada debió de ser tan completa que mi falso yo sufriente se derrumbó inmediatamente, como si se le hubiera quitado el tapón a un muñeco hinchable”.

¿Qué es el ego?

            El auto-ensalzamiento es solo una de las formas del ego

            A veces te encuentras pequeños tesoros en los sitios más inesperados. En este caso se trata de la película “Revolver” de Guy Ritchie. Aunque tiene unas dosis elevadas de violencia, nos habla del proceso de desenmascaramiento del ego del protagonista, de carácter lujurioso, por parte de dos maestros muy atípicos. Aquí podéis ver un trozo donde salen varias personas explicando qué es el ego, una vez acabada la película. Muchas gracias Ramón por recomendármela.

¿Qué es el ego?

 

 

El mercado terapéutico

No te dejes deslumbrar por tantas formas de terapia

      Las personas que estamos interesadas en el trabajo personal nos vemos bombardeados por un sin fin de métodos terapéuticos que nos prometen la sanación de nuestro sufrimiento de forma rápida y casi milagrosa. Los medios de comunicación a los que somos asiduos nos venden “productos”de muy diversa índole que hemos de probar para estar a la última moda, como si se tratara de un mercado terapéutico. Como buenos consumidores que somos, vamos en la búsqueda de esa técnica que, sin mucho compromiso por nuestra parte, nos evite las fricciones de nuestro carácter. Así nos quedamos permanentemente hambrientos aunque nos engañamos a nosotros mismos diciéndonos que estamos trabajados. Miramos a los demás por encima del hombro sintiéndonos más evolucionados. Pertenecemos a ese grupo de escogidos que “vibran” en un plano superior. La consecuencia es que nuestro ego sale reforzado.

El mercado terapéutico       No nos damos cuenta de que lo que en realidad sana es la relación con el terapeuta, no la técnica que utiliza. El vínculo que se crea permite que el cliente viaje a sus zonas conflictivas porque siente que puede confiar en la guía amorosa que le ofrecen. Esa confianza se basa en que el terapeuta no tiene un interés personal y esa es la base del amor real. Cuanto más se acerca el terapeuta a esa actitud más sanadora es la relación, independientemente de su marco teórico de actuación.

      Todo eso no quiere decir que, en momentos concretos y de acuerdo con el terapeuta, no sea bueno complementar nuestro proceso con trabajos puntuales. Una de las técnicas que están más de moda son las constelaciones. Es una gran herramienta, muy impactante y mágica, pero si lo que la persona descubre no es integrado en la terapia no tiene el mismo efecto transformador.

Aquí y ahora

“Date un respiro”

       En gestalt solemos hablar de “Aquí y ahora” que parece algo muy sencillo y habitual, pero no es tan fácil. Básicamente consiste en ser consciente de las sensaciones, las emociones y los pensamientos que tenemos en este momento.

      Muchas veces fantaseamos sobre lo que va a suceder mañana o nos recreamos en lo que pasó ayer y, muy a menudo, nos desconectamos de lo que sentimos corporalmente como tensiones o miedos.

     Para estar en el aquí y ahora es preciso entrenarse. A los occidentales nos es difícil simplemente estar sin hacer nada más que observarnos. Nos han enseñado que es perder el tiempo. Los orientales están mas acostumbrados. De ellos podemos aprender técnicas como la meditación o la contemplación para sentirnos más presentes y más vivos.

Aquí y ahora

       Te propongo un pequeño ejercicio de cinco minutos que puedes hacer todos los días: Busca un lugar tranquilo para estar esos minutos, respira unas cuantas veces observando como el aire entra y sale de tu nariz. Mira el lugar donde estás sin engancharte a ningún objeto en concreto. Ahora pon tu atención en tu mente y observa los pensamientos de la misma manera, sin hacerlos protagonistas de este momento. Mira también tus emociones con la misma indiferencia.
Y sigue respirando observando el aire como entra y sale de tu nariz.